Manejo de pólipos uretrales masculinos en niños: Experiencia con cuatro casos Eziyi AK, Helmy TE, Sarhan OM, Eissa WM, Ghaly MA-Afr J Paediatr Surg

Feb 20, 2022
admin
Resumen

Los pólipos uretrales congénitos son anomalías raras de la uretra masculina que pueden presentarse con características de disfunción u obstrucción miccional. Aunque se desconoce la incidencia exacta, son importantes en el diagnóstico diferencial de obstrucción uretral inferior en niños varones. Su diagnóstico requiere un alto índice de sospecha debido a la variabilidad de la presentación. Presentamos nuestra experiencia con cuatro casos de pólipos uretrales masculinos en niños con discusión sobre la literatura relacionada.

Palabras clave: Niños, obstrucción del tracto urinario inferior, pólipo uretral

Cómo citar este artículo:
Eziyi AK, Helmy TE, Sarhan OM, Eissa WM, Ghaly MA. Manejo de pólipos uretrales masculinos en niños: Experiencia con cuatro casos. Afr J Pediatr Surg 2009;6:49-51

INTRODUCCIÓN

Los pólipos uretrales son una rara anomalía benigna inusual de la uretra posterior masculina. Los pólipos surgen con mayor frecuencia del verumontano y se cubren típicamente con epitelio de transición sobre un núcleo fibromuscular. Los síntomas que se presentan en la mayoría de los pacientes incluyen retención urinaria, esfuerzo para vaciar, urgencia, estranguria y hematuria. Este informe discutió las presentaciones variables y el manejo de los pólipos uretrales masculinos en niños y se sumó a la literatura existente sobre pólipos uretrales en niños.

Informes de Casos

Caso 1
Un niño de 6 años presentó retención urinaria de 1 día de duración. El examen físico no reveló anomalías y el perfil de laboratorio no fue notable. La ecografía transabdominal reveló la presencia de un pequeño crecimiento polipoidal (8 mm) en la uretra que se proyecta hacia la vejiga y una tomografía computarizada (TC) reveló una lesión hipodensa de 0,5 X 1 cm en la base de la vejiga, mientras que la uretrografía ascendente reveló la presencia de un defecto de llenado en la base de la vejiga.
La cistouretroscopia reveló un pólipo uretral que sobresalía del verumontano, con mucosa vesical libre y orificios ureterales normales. El pólipo se extirpó con un resectoscopio y el paciente se recuperó.
Caso 2
Un niño de 12 años de edad presentó dolor en el lomo derecho de 1 año de duración, reflujo versicoureterico diagnosticado a los 5 años y antecedentes de orquidopexia izquierda realizada a los 6 años de edad. El examen clínico reveló cicatriz en la ingle izquierda. Los perfiles de laboratorio no eran notables. Durante la cistouretroscopia, se descubrió accidentalmente un pólipo uretral posterior originario del verumontano. Las investigaciones radiológicas mostraron que el reflujo había desaparecido. El pólipo se extirpó con un resectoscopio. El examen histopatológico reveló pólipos fibroepiteliales sin evidencia de malignidad. El curso postoperatorio fue sin incidentes.

Caso 3
Un niño de 1 año presentó retención urinaria aguda de 2 días de duración con antecedentes médicos y quirúrgicos irrelevantes. El examen clínico y las evaluaciones de laboratorio no fueron notables. El cistouretrograma miccional (VCUG) y la resonancia magnética (RM) mostraron un defecto de llenado en la base de la vejiga. La cistouretroscopia reveló un pólipo que surge de la uretra prostática justo al lado de la línea media a la izquierda que sobresale a través del cuello de la vejiga. Se realizó una resección mediante un resectoscopio. El hallazgo histopatológico fue pólipos fibroepiteliales sin evidencia de malignidad.
Caso 4
Un niño de 3 años de edad presentó catéter uretral permanente debido a retención urinaria desde hace 3 meses con antecedentes médicos y quirúrgicos irrelevantes. El examen clínico y los parámetros de laboratorio fueron esencialmente normales. VCUG era normal. La cistouretroscopia mostró una uretra anterior normal y un pólipo surgido del verumontano. La resección del pólipo se realizó con un resectoscopio. El examen histopatológico confirmó un pólipo uretral benigno sin evidencia de malignidad .

Debate

Los pólipos uretrales son una anomalía rara de la uretra masculina. La incidencia exacta no se conoce, pero ha ido en aumento en los últimos 20 años debido a mejores técnicas de diagnóstico. La mitad de los casos reportados por Tsuzuki et al. se descubrieron sin síntomas, lo que sugiere que los pólipos fibroepiteliales son más comunes que la incidencia reportada en la literatura clínica, aunque todavía son raros.
La etiología de los pólipos uretrales sigue siendo controvertida. Se han propuesto causas congénitas, infecciosas, irritativas, infecciosas, traumáticas y obstructivas. La presencia de un pólipo grande en recién nacidos y lactantes sanos es un fuerte argumento a favor del origen congénito. Pueden surgir como resultado de un error de desarrollo en el proceso de invaginación del material glandular de la zona interna de la próstata. Downs postuló que los pólipos eran el resultado de una protuberancia defectuosa de la pared de la uretra debido a vestigios del Muller’, mientras que Kuppusami et al. se especuló que los estrógenos maternos podrían afectar el cambio epitelial secundario. Otra consideración de Lou et al. es el de una anomalía congénita, que ha sido el concepto más popular. Redman et al. afirmó que los pólipos uretrales anteriores se han elevado desde la posición dorsal de 12-0 en lo profundo de la uretra bulbar. Curiosamente, algunos de los casos que se reportaron como pólipos fibroepiteliales «congénitos» mostraron sus primeros síntomas clínicos en la adolescencia o la edad adulta. , Tres de los cuatro casos presentados dentro de los primeros 6 años, mientras que un caso presentado a los 12 años.

Los diagnósticos diferenciales más importantes de pólipos fibroepiteliales incluyen coágulos sanguíneos, válvula uretral posterior, cistitis florida cistica y glandularis, cistitis polipoide / papilar, papiloma urotelial, papiloma invertido y rabdomiosarcoma de vejiga. ,
Los principales síntomas clínicos son retención urinaria intermitente o aguda, goteo postvoide, infección del tracto urinario, disuria, urgencia y vacilación urinaria, hematuria terminal y vaciado incompleto de la vejiga, enuresis. ,, Puede ser asintomática o presentarse como una masa prolapsante a través de la uretra. El segundo paciente de este informe no presentó síntomas de obstrucción urinaria inferior. En aproximadamente el 50% de los casos, los pacientes con pólipos uretrales tienen patología asociada, especialmente reflujo vesicoureteral, como en el caso 2 del presente informe. Algunos pacientes también tienen hipospedios asociados, hidronefrosis unilateral y divertículo vesical. A diferencia de las válvulas uretrales, los pólipos no dañan el tracto urinario. Se han notificado pólipos uretrales de la vida neonatal a pacientes de 70 años de edad. ,
VCUG a menudo muestra un defecto de relleno en la uretra , que puede variar en su ubicación. ,, La lesión también se puede detectar mediante ecografía. El diagnóstico se confirma mediante uretrocistoscopia, que mostrará el origen, la forma y el tamaño del pólipo. , Las imágenes adicionales, como la tomografía computarizada sin contraste y la resonancia magnética, pueden ser útiles para descartar el diagnóstico diferencial. La ecografía mostró el pólipo solo en el Caso 1, mientras que el VCUG mostró la lesión en los Casos 1 y 3 y la uretrocistoscopia fue diagnóstica en los cuatro casos y sigue siendo la investigación diagnóstica. ,
La resección endoscópica, el electrocauterio, el cuchillo frío o el láser suelen tener éxito y rara vez se requiere una cistostomía abierta. ,, A todos los pacientes tratados hasta ahora les fue bien en el postoperatorio. Se ha notificado que solo un paciente con pólipo uretral tiene recidiva después de la resección inicial y esta ocurrencia se produce solo en la uretra posterior.
Histopatológicamente, los pólipos uretrales se describen como pólipos benignos compuestos de núcleo fibroso cubierto por urotelio de transición normal y, a veces, se pueden encontrar áreas de metaplasia escamosa y ulceración. Los resultados histopatológicos de los cuatro casos en este informe confirmaron pólipos fibroepiteliales sin evidencia de malignidad.
Los pólipos uretrales, aunque poco frecuentes, son más comunes en hombres que en mujeres. La incidencia puede no ser tan baja como la notificada. Deben considerarse en el diagnóstico diferencial de obstrucción uretral inferior en niños varones. Un alto índice de sospecha y, posiblemente, de detección, puede ser de ayuda para conocer la incidencia exacta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.