La toma de decisiones en el manejo de una duplicación uretral incompleta en un varón joven | Medicina Universitaria

Dic 21, 2021
admin

Introducción

La duplicación uretral es una anomalía del tracto urinario inferior extremadamente rara (más frecuente en hombres) que fue descrita por primera vez por Aristóteles, e incluye un amplio espectro de variantes anatómicas en las que la uretra está parcial o completamente duplicada.1 La anomalía más frecuente se presenta en el plano sagital, en el que la uretra duplicada se encuentra en posición dorsal o ventral en relación con la uretra ortotópica.2 El manejo terapéutico de estas afecciones es complejo y depende de la presencia de síntomas, así como del tipo de anomalía.

Reporte de un caso

Un hombre mexicano de 27 años, sin antecedentes médicos personales o familiares de interés, acudió a la Clínica de Urología quejándose de un meato uretral doble ubicado en la punta del glande, uno en posición ortotópica y otro en posición ventral o hipospádica, respectivamente (Fig. 1). El paciente nos informó que la micción y la eyaculación ocurren justo a través del meato hipospádico. No reportó problemas de micción o dificultades como anormalidades eyaculatorias, incontinencia urinaria o infecciones del tracto urinario. Un examen físico integral de la paciente confirmó la presencia de una duplicación de la uretra ventral, un prepucio retráctil y los testículos eran normales a la palpación sin evidencia de masa o tumores. La urografía excretora intravenosa de las vías urinarias superiores y la vejiga no fue notable. Por otro lado, la uretra retrógrada reveló una uretra de origen único a nivel vesical, que presentaba una duplicación proximal incompleta en su sección anterior con un segmento estenótico corto en la uretra peneal de aproximadamente 2,5 cm (Fig. 2). Debido a que otras anomalías no estaban presentes, y debido a la ausencia de repercusiones funcionales, se aconsejó la abstención terapéutica.

Doble meato uretral en el glande.
Figura 1.

Meato uretral doble en el glande.

(0.17 MB).

Uretrograma retrógrado que muestra la duplicación proximal de la uretra del pene.
Figura 2.

Uretrograma retrógrado que muestra la duplicación proximal de la uretra del pene.

(0.08 MB).

Discusión

La duplicación uretral es una malformación congénita infrecuente con una estimación de 150 casos notificados en todo el mundo.2,3 La embriogénesis de este fenómeno es incierta y probablemente multifactorial. En este sentido, se han propuesto muchas hipótesis para explicar esta condición inusual, incluyendo isquemia, terminación anormal del conducto műlleriano y falla del crecimiento del seno urogenital.1 Sin embargo, no se puede aplicar una etiología universal o una explicación embriológica a todos los subtipos de duplicación uretral.

La relevancia clínica de la duplicación uretral es diversa. Los pacientes pueden tener doble flujo, incontinencia urinaria, obstrucción del flujo de salida, infección urinaria recurrente o estar completamente asintomáticos. En el caso presentado, el paciente no sufrió ningún problema asociado, permaneciendo asintomático hasta la fecha. Un examen clínico adecuado, cistouretrografía miccional, urografía retrógrada, uretrocistoscopia y urografía excretora intravenosa orientan el diagnóstico de estas anomalías.1 La urografía retrógrada, así como la urografía excretora intravenosa, fueron particularmente útiles para diagnosticar el estado del paciente.

Varias clasificaciones distinguen entre duplicación uretral completa e incompleta. Sin embargo, la clasificación más exhaustiva y ampliamente utilizada, basada en hallazgos radiológicos, ha sido ofrecida por Effmann et al.4 ya que es funcional y representa todos los aspectos clínicos implicados (Fig. 3). La clasificación de Effmann divide las duplicaciones uretrales en incompletas (tipo 1), completas (tipo 2) y coronales (tipo 3), siendo la última la que generalmente se asocia con la duplicación de la vejiga.5 El tipo 1 es la variante más común de duplicación uretral y generalmente es asintomática. Con base en los hallazgos clínicos obtenidos en este caso y de acuerdo con la clasificación de Effmann, el paciente presentó una duplicación uretral tipo 1b debido a la localización proximal de la uretra accesoria, que se originó a partir de la uretra principal y tenía un extremo ciego en el tejido periuretral.

Clasificación de Effmann para duplicación uretral.4
Figura 3.

Clasificación de Effmann para duplicación uretral.4

(0.21 MB).

El tratamiento de estas afecciones debe ser personalizado, teniendo en cuenta la variante anatómica y el resultado funcional, así como la coexistencia de otras malformaciones. Los criterios de tratamiento van desde la abstención terapéutica hasta la escisión de la uretra accesoria.6 El abordaje quirúrgico no siempre es necesario, ya que los pacientes corren el riesgo de desarrollar una variedad de complicaciones postoperatorias, como fístula uretrocutánea, estenosis meatal recurrente y divertículo uretral con cálculos.7 Según la Salle et al. recomendaciones para el manejo de cada subtipo de duplicación uretral6,en este caso en particular, la ausencia de síntomas, así como la ausencia de repercusión clínica o funcional significativa en el paciente, nos llevó a la abstención terapéutica aconsejada por el momento.

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no tienen conflictos de intereses financieros o no financieros relacionados con el tema o los materiales discutidos en el manuscrito.

Financiación

No se prestó apoyo financiero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.